ParticipacionCiudadana

04

Contraloría Escolar 

02

Abuelo Contralor

01

Atención al Ciudadano

03

Jornadas de Formación

05

Contralor Ambiental

Buenos días.

En el nombre de Dios todopoderoso y del pueblo soberano de Venezuela, en ejercicio del poder constituyente originario, damos inicio al Primer Encuentro de Auditoras y Auditores de las Contralorías Estadales con la Contraloría General de la República Bolivariana de Venezuela en su condición de máxima autoridad del Sistema Nacional de Control Fiscal y por ende órgano superior, exclusivo, excluyente, absoluto e inequívoco de las Unidades de Auditoria Interna de las entidades a que se refiere el artículo 9, numerales 1 al 11 de la LOCGRYSNCF.

Discurso de Angostura

El 15 de febrero de 2018, se cumplieron 199 años del Discurso de Angostura, pronunciado por el Libertador Simón Bolívar ante el Congreso de Angostura el 15 de febrero de 1819, en la provincia de Guayana con motivo de la instalación del Segundo Congreso Constituyente de la República de Venezuela en San Tomé de Angostura (hoy Ciudad Bolívar).

Ahora bien, realizando una paráfrasis sobre el Discurso de Angustura y remplazando algunas palabras, ordenando las palabras y expresiones propias del discurso pero respetando su contenido original, se me ocurrió traer a este encuentro las siguientes reflexiones.

En ese entonces, Simón Bolívar como jefe de Estado se dirigió a los congresistas de Venezuela con el propósito de expresar su postura firme sobre la necesidad de sancionar el proyecto de la Constitución, para enfrentar en el marco de la paz la situación vivida en Venezuela a finales de 1818 y comienzos de 1819.

Simón Bolívar elaboró el proyecto del texto constitucional y confió los papeles originales de trabajo a Manuel Palacios Fajardo, estadista dotado de talento, humildad y lealtad, para que emitiera su opinión.

Entonces, el 15 de febrero de 1819, previa convocatoria hecha por el Libertador, como jefe supremo de Gobierno y de Estado, instaló la sesión y señaló en el recorrido de su discurso, entre otros asuntos, que las instituciones que surgieran en América a raíz de la independencia necesariamente debían abocarse a las necesidades humanas de la sociedad, sin el espejismo en tierras extrañas, implantando un régimen federal, y las clásicas ramas del poder público, a saber: Ejecutivo, Legislativo y Judicial, resaltando la fortaleza del Poder Ejecutivo y, propone que se agregue una cuarta rama denominada Poder Moral, necesario para fortalecer la enseñanza y la formación a los políticos a ser probos e ilustrados.

Sostuvo el Libertador que para él, educar era tan importante como libertar, y sentenció lo siguiente: “Moral y luces son los polos de una república, moral y luces son nuestras primeras necesidades”.

El Libertador desarrolla otros temas, relacionados con la visión sobre la grandeza y el poderío de la américa libre y unida.

Simón Bolívar cierra su discurso exhortando al Congreso a que comenzara sus funciones respecto al proyecto de Constitución del cual hizo entrega, para que fuera estudiado y sancionado, y deja sentado que la naturaleza hace a los hombres desiguales, en genio, temperamento, fuerza y caracteres —y yo agrego en humildad, compromiso, lealtad y sentido de pertenencia institucional—. Continúa el Libertador manifestando: “Las leyes corrigen esa naturaleza que hace a los hombres desiguales, porque colocan al individuo por igual en la sociedad en cuanto a los derechos y deberes ciudadanos”.

Cierro este análisis sobre el Discurso de Angostura con el siguiente pensamiento del Libertador Simón Bolívar: “Ya disfruta el pueblo de Venezuela de los derechos que legítima y fácilmente puede gozar”.

En este mismo orden de ideas, es necesario señalar ante este encuentro que el presidente de la República Bolivariana de Venezuela en el período 2007-2013, Hugo Rafael Chávez Frías manifestó en el Palacio Federal Legislativo el 10 de enero de 2007: “Moral y luces son los polos de nuestra República, deben ser los polos de nuestra República”.

Naturaleza del Poder Constituyente

El Poder Constituyente, por su naturaleza, es absoluto y total, originario, e inclusive, sin base en ninguna norma jurídica, podríamos decir que se fundamenta en el derecho natural, ya que reposa o se sustenta en la soberanía popular; en la soberanía de las ciudadanas y ciudadanos, que reside intransferiblemente en el pueblo.

El Poder Constituyente es, entonces, la voluntad política creadora del orden; es la voluntad originaria, soberana, suprema y directa que tiene el pueblo para construir un Estado o reformar la estructura del Estado ya constituido.

Poder constituyente en Venezuela, 1999

El referéndum constituyente o consultivo de Venezuela en 1999 se inicia con el llamado a referéndum para la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente, mediante una consulta popular vinculante promovida por el presidente de la República Hugo Rafael Chávez Frías, que mediante un decreto ejecutivo, previa la aprobación de la entonces Corte Suprema de Justicia y revisión del Consejo Nacional Electoral, consolida la aprobación para el funcionamiento de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela en 1999.

Esta Asamblea Nacional Constituyente redacta la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en ejercicio del poder constituyente originario.

Con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, se retoman las ideas inmortales del Libertador Simón Bolívar sobre el Poder Moral propuesto en su proyecto de Constitución, presentado ante el Congreso de Angostura el 15 de febrero de 1819, y el Poder Electoral inspirado en el proyecto de Constitución que el Libertador redactó para Bolivia en 1826.

El Poder Moral del Libertador tenía entre sus misiones velar por la educación de los ciudadanos, en cuyo proceso se debía sembrar el respeto y el amor a la Constitución y a las instituciones republicanas. El Libertador para ese entonces manifestó: “Si no hay un respeto sagrado por la patria, por las leyes y por las autoridades, la sociedad es una confusión, un abismo”.

Inspirada en esas ideas, la Asamblea Nacional Constituyente con la Constitución de 1999 crea el Poder Ciudadano, el cual se ejerce por el Consejo Moral Republicano, integrado por la Defensoría del Pueblo, la Fiscalía General de la República y la Contraloría General de la República.

Conforme con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y la ley que rige la materia en cada caso, los órganos que ejercen el Poder Ciudadano tienen a su cargo la prevención, investigación y sanción de los hechos que atenten contra la ética pública y la moral administrativa. Además, deben velar por la buena gestión y la legalidad en el uso del patrimonio público, por el cumplimiento y la aplicación del principio de la legalidad en toda la actividad administrativa del Estado. De igual forma, deben promover, en el ámbito de sus competencias, la educación como proceso creador de la ciudadanía, así como la solidaridad, la libertad, la democracia, la responsabilidad social y el trabajo.

Asamblea Nacional Constituyente de 2017

La Asamblea Nacional Constituyente de 2017 redactará una nueva Constitución, inspirada en la Constitución de 1999, con el fin de profundizar el legado del Comandante Supremo, Hugo Rafael Chávez Frías, y garantizar la paz para el pueblo venezolano.

La Asamblea Nacional Constituyente de 2017 tiene los siguientes objetivos:

1. Garantizar la paz como necesidad, derecho y anhelo de la nación.

2. Garantizar el perfeccionamiento del sistema económico nacional hacia la Venezuela potencia.

3. Constitucionalizar las misiones y grandes misiones socialistas.

4. Ampliar las competencias del sistema de justicia, para erradicar la impunidad de los delitos.

5. Constitucionalizar las nuevas formas de la democracia participativa y protagónica a través de las comunas, consejos comunales y consejos de trabajadoras y trabajadores.

6. Garantizar la defensa de la soberanía, la integridad de la nación y la protección contra el intervencionismo extranjero.

7. Reivindicar el carácter pluricultural de la patria, mediante el desarrollo constitucional de los valores espirituales, étnicos y culturales.

8. Garantizar el futuro de la juventud, mediante la inclusión de un capitulo constitucional que preserve sus derechos.

9. Garantizar la preservación de la vida en el planeta, desarrollando una cultura ecológica en la sociedad.

Auditoría de Estado

La auditoría de Estado se encuentra enmarcada en el ordenamiento constitucional y legal que establecen los sistemas de control, en relación con los actos de administración y disposición de los fondos y bienes públicos.

En la auditoría de Estado se deben aplicar los aspectos normativos y de procedimientos, con el fin de desarrollar un proceso sistemático y eficaz que permita el control de los fondos y bienes públicos, tanto a lo interno como a lo externo.

La auditoría de Estado es responsabilidad exclusiva y excluyente de las distintas Unidades de Auditoría Interna de las entidades referidas en el artículo 9, numerales 1 al 11 de la LOCGRSNCF, bajo la subordinación, control y supervisión de la Contraloría General de la República.

Las Unidades de Auditoría Interna tienen las siguientes responsabilidades y atribuciones: 1) Vigilar la correcta administración del patrimonio público. 2) Asegurar la vigencia del “estado de derecho” en las labores de administración de los recursos, bienes y fondos públicos. 3) El respeto a los principios de probidad administrativa y probidad pública por quienes administran los fondos del estado.

En consecuencia, la Contraloría General de la República, las contralorías estadales y las contralorías municipales tienen la responsabilidad de velar por las funciones de control fiscal y el derecho de exigir a las unidades de auditoría interna el cumplimiento de sus funciones fiscalizadoras, en aras de llevar a cabo el seguimiento a las actuaciones, con el objeto final de verificar la implementación de las acciones correctivas.

De manera, pues, que las tendencias doctrinarias de la gestión que ejecuto como contralor general de la República están enfocadas a concienciar a las máximas autoridades, a los gerentes y administradores de los órganos y entes públicos a establecer y mantener los sistemas de control interno.

Durante el año 2015, la Contraloría General de la República, bajo mi dirección, apoyada en sus direcciones, unidades administrativas, de apoyo y asesoras, trabajadoras y trabajadores en general, abordó, previo diagnóstico y evaluación, la necesidad de unificar criterios y principios para el perfeccionamiento de las actividades de control fiscal.

En el año 2016, este órgano de control fiscal, actuando conforme a lo previsto en la CRBV y en la LOCGRSNCF y su reglamento, y consciente del compromiso con la patria, siguiendo el legado del Comandante Eterno y líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Rafael Chávez Frías, vinculado con el objetivo histórico II y los objetivos nacionales 2.4 y 2.5 de las líneas generales del Plan de la Patria, Proyecto Nacional Simón Bolívar, Segundo Plan Socialista de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2013-2019, procurando la preservación de los valores bolivarianos e igualitarios, construyendo la nueva plataforma institucional del Estado en el marco del nuevo modelo de gestión, fomentando la nueva ética socialista, impulsando mecanismos de control y sanción para las servidoras y servidores públicos que incurran en hechos de corrupción u otras conductas y hechos sancionados por la LOCGRSNCF, aprobó el Plan Estratégico del Sistema Nacional de Control Fiscal 2016-2021, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 40.983 de fecha 7 de septiembre de 2016.

En el año 2017, dediqué tiempo suficiente para evaluar informaciones relacionadas con la ejecución de la gestión en órganos y entes de la Administración Pública sujetos al control de las contralorías estadales y municipales, arrojando resultados demostrativos de las debilidades, que ahora me corresponde afrontar, promoviendo la formación con el fin de activar procedimientos correctivos y seguimiento constante a los mismos.

Ahora bien, en el año 2018 la Contraloría General de la República comienza, mediante la acción coordinada de los integrantes del Sistema Nacional de Control Fiscal, a fortalecer la capacidad de las servidoras y servidores públicos, primero a lo interno, con el fin de ejecutar la gestión de gobierno, a lo externo en la lucha contra la corrupción y la impunidad, para beneficio de los ciudadanos y ciudadanas, como centro y objeto del sistema, en el marco de los principios y valores de la ética pública, la moral administrativa, la honestidad, la participación, la celeridad, la eficacia, la eficiencia, la transparencia, la rendición de cuentas y sobre todo la responsabilidad en el ejercicio de sus funciones.

Así las cosas, a los fines de comenzar con las revisiones periódicas y seguimiento necesario por parte de este Máximo Órgano de Control Fiscal, he considerado la necesidad de diseñar, con el apoyo de las direcciones generales, adscritas al despacho, de línea y jefaturas de unidades en el marco de sus competencias, una reestructuración en las contralorías de los estados, de los distritos y de los municipios, con el fin de organizar la ejecución del Plan Estratégico del Sistema Nacional de Control Fiscal 2016-2021.

He observado con mucha preocupación que las Unidades de Auditoría Interna de las entidades a que se refiere el artículo 9, numerales 1 al 11 de la LOCGRSNCF presentan evidentes debilidades en el ejercicio de sus funciones, y me llama más aún la atención que tales debilidades comienzan en las Unidades de Auditoría Interna de las contralorías de los estados y de los municipios.

La reestructuración a veces es necesaria para unificar la conducta y el pensamiento y lograr los verdaderos cambios, para la aplicación de acciones correctivas que permitan la planificación, control y seguimiento de las actividades en los procesos y la ejecución de las metas con eficiencia y eficacia.

Finalizo este discurso manifestando que las instituciones contraloras, de cara a la situación socioeconómica que aborda Venezuela, deben poner mayor empeño para plantearse nuevos horizontes y responder a los desafíos que día a día se presentan, pues la trama de la corrupción en el ejercicio de las instituciones públicas se ha expandido, multiplicado y convertido en una situación compleja; por lo tanto, las instituciones contraloras desde ya tienen que prepararse mejor para enfrentar el trama de la corrupción, promoviendo la prevención, sin menoscabo de la sanción.

Señoras y señores, debemos dejar atrás los viejos paradigmas de la corrupción, limitados solo al enriquecimiento ilícito, al peculado y a la malversación, pues en este siglo XXI observamos y vivimos cómo galopan otras formas de corrupción, como el acaparamiento y la especulación; eso debemos combatirlo con diligencia y severidad, siendo las Unidades de Auditoría Interna las que deben conformar el bastión principal desde lo interno a lo externo, exigiendo la aplicación del control previo por parte de las máximas autoridades jerárquicas de cada órgano y ente de la Administración Pública activa y exigiendo además la eficacia de los sistemas administrativos y el examen de los registros y estados financieros.

En este sentido, las Unidades de Auditoría Interna en el ámbito de sus competencias deben realizar auditorías, inspecciones, fiscalizaciones, exámenes, estudios, análisis e investigaciones de todo tipo y de cualquier naturaleza en el órgano o ente sujeto a su control, inclusive en los entes descentralizados como fundaciones, asociaciones y cooperativas, entre otros, para verificar la legalidad, exactitud, sinceridad y corrección de sus operaciones, así como para evaluar el cumplimiento y los resultados de los planes y las acciones administrativas, la eficacia, eficiencia, economía, calidad e impacto de su gestión.

No puedo terminar este discurso sin invocar una vez más que la República Bolivariana de Venezuela es irrevocablemente libre e independiente, y fundamenta su patrimonio moral y sus valores de libertad, igualdad, justicia y paz internacional en la doctrina de Simón Bolívar el Libertador, que son derechos irrenunciables de la nación la independencia, la libertad, la soberanía, la inmunidad, la integridad territorial y la autodeterminación nacional.

Contraloras y contralores somos todos.

Independencia y patria socialista. Viviremos y venceremos.

ComisionCont
denuncia

Programa Radial ‘‘Control Fiscal y Poder Popular en Acción’’

Etiqueta CGR

Eventos

Julio 2018
D L M X J V S
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31
Scroll to top